Psic. Roberto Rodríguez

Coach motivacional

En las últimas dos décadas de este momento histórico, el hombre de diferentes naciones del mundo se ha visto afectado por innumerables eventos sociales, políticos, de conflictos, guerras, y pandemias, que han ocasionado en algunos casos, éxodos de personas que han tenido que huir de su territorio convirtiéndose en desplazados, teniendo que cambiar el título de ciudadano en su país, por el de inmigrante,  o extranjero en otro país, debiendo asumir un nuevo proceder para adaptarse a su condición en un nuevo ambiente y sobrellevar todas las situaciones de ajuste y renovación al sistema socioeconómico del país que los recibe. En otros casos, como los tiempos de pandemia y cuarentena que actualmente estamos padeciendo a nivel mundial, y donde muchas empresas han cerrado sus puertas dejando a sus trabajadores sin empleo, y enfrentando grandes dificultades económicas con un alto índice de recesión laboral. Son muchas las personas que han tenido que buscar nuevas formas de afrontar la necesidad de sobrevivir y traer el pan a su mesa. En estas situaciones ha surgido una serie de concepto que nos permiten justificar nuestras conductas antes los diferentes eventos que enfrentamos. Uno de los más recientes y que toma importancia con mayor auge en los últimos tiempos y que se abordará como tema principal en este blog, es La Resiliencia.

Respecto al concepto de Resiliencia podemos decir que se refiere a la capacidad que tienen las personas de anteponerse a la adversidad, de superar situaciones difíciles y adaptarse a ellas con resultados muy positivos.

“Las personas resilientes se hacen, no nacen”

 Al contrario de lo que cree mucha gente no es una condición innata del ser humano, sino de algo que se aprende, es decir, “las personas resilientes se hacen, no nacen”; son personas que han pasado por momentos muy difíciles, pero que siempre se han sobrepuesto con optimismo y siendo muy  objetivos;  ya que una persona resiliente, ha pasado por un proceso que le permite identificar y  conocer tanto sus habilidades y destrezas, como sus debilidades y carencias. De esta forma objetiva conocen sus límites, pero también conocen de lo que son capaces. Por eso todo lo que se proponen lograr, lo hacen con gran confianza y habilidad porque tienen certeza de lo que son capaces de hacer.

“Después de la tormenta viene la calma”

Para una persona resiliente no existe una vida difícil sino momentos difíciles, siempre tienen la certeza que “después de la tormenta viene la calma” y ante cualquier adversidad siempre buscan la parte positiva de la situación. El aprendizaje que pueden obtener de todas las situaciones que viven, tanto de las buenas como de las malas,( sobretodo de las malas), siempre es bueno y productivo; ya que cuando viven una mala experiencia o se equivocan pueden aprender sobre lo que sucedió identificar las características y condiciones de la situación que lo llevo a cometer el error y en próximas experiencias con similar condiciones  evitar volver  a equivocarse y por el contrario, tendrá la certeza de que tomara una buena decisión.

Una característica de las personas resilientes es que ante las adversidades no intentaran controlar la situación porque no siempre se podrá controlar, pero si tomaran la mejor actitud ante la situación o problemática, a esto se le conoce como Inteligencia emocional.

¿Qué es la inteligencia emocional?

La inteligencia emocional es la capacidad del ser humano de manejar sus emociones, de reconocer las emociones propias y las de los demás. Algunas habilidades personales de actitud, se manifiestan con mayor intensidad en las personas emocionalmente inteligentes, es decir, la empatía, la autoconfianza, la capacidad de motivación (tanto de uno mismo como hacia los demás), son habilidades que permiten darse cuenta a la persona, o pensar claramente sobre si estamos o no involucrados en alguna situación problemática. La inteligencia emocional nos deja regular las emociones que podrían afectarnos y hacernos tomar una actitud incorrecta o tomar una mala decisión ante una situación cotidiana.  

La resiliencia es una conducta que como se menciona anteriormente no es innata del ser  humano, es una conducta que se aprende. Podemos reconocer tres tipos de personas resilientes. En el primer grupo, son resilientes por que tuvieron ejemplos en sus vidas, de personas resilientes como sus padres o alguna figura cercana que diera este ejemplo (imitación, aprendizaje por observación). En un segundo grupo, se puede identificar a quienes adquirieron estas características por sí mismos, es decir, porque tuvieron que luchar  con  situaciones adversas y lograron sobrepasarlas. En el tercer grupo encontraremos a las personas que son propensas a ser resilientes por su forma ser. Estas personas son sumamente positivas, gozan de alta motivación personal y por tal razón, toman las adversidades con buen humor viendo con optimismo el lado positivo de las cosas, e incluso riéndose de las desdichas por las que pasan, concentrándose más bien,  en buscar una alternativa de solución  para sobreponerse ante adversidad.  

¿Qué puedo aprender de esto?

Además de las características ya referidas anteriormente, existen otras que permiten  definir a alguien como una persona resiliente, estas son:

  • Asumen con disposición los nuevos retos: Ven la dificultad como oportunidad para aprender, cambiar o crecer y tratan de beneficiarse de la experiencia.
  • Practican el Mindfullness o la conciencia plena: Son personas que siempre tienen los pies sobre la tierra, viven en el aquí y el ahora, el pasado quedo en el ayer y el futuro no les provoca ansiedad ni incertidumbre, tienen una gran capacidad de aceptación, al punto de poder aceptar las experiencias tal y como se les presentan, es decir, no pierden la capacidad de seguir asombrándose con la vida y disfrutar de las cosas que experimentan aunque estas sean pequeñas.
  • Son muy objetivas: Para las personas resilientes no existe nada negro ni blanco, sino una amplia selección de grises; es decir, solo se concentran en lo mejor de todas las situaciones y por ello, suelen tomar muy buenas decisiones.
  • Se rodean de personas con actitud positiva: Las personas resilientes suelen dedicarle mucha atención a sus amistades porque generalmente suelen quedarse con personas que comúnmente tienen una actitud positiva ante la vida y alejan a las personas que solo se centran en todo lo malo que experimentan sin pensar en que pueden aprender, son personas que no son capaces de mirar el lado bueno de cada situación, sino que mantienen una actitud negativa. 
  • Buscan apoyo para solucionar sus problemas: Cuando una persona resiliente se enfrenta a una situación potencialmente traumática, buscan apoyo en amigos, familiares y/o ayuda profesional ya que ante cualquier adversidad o dificultad su primer objetivo es superarlo.

Emprendimiento Resiliente

Se puede hablar de la resiliencia como una característica muy importante al momento de empezar un proyecto de emprendimiento pero ¿Qué es un emprendimiento?

La palabra emprendimiento que proviene del  frances “entrepreneur” que significa emprendedor lo que etimológicamente se refiere a alguien que descubre oportunidades, toma riesgos emocionales y económicos con el fin de empezar un negocio y obtener ganancias.

Cuando un emprendedor logra emprender y llevar a cabo su proyecto pasa a ser un empresario que se refiere a una persona que de forma individual o colectiva fija las metas a alcanzar y tomar las mejores decisiones en base a estas, los medios, la administración y control de las empresas, y asume el compromiso tanto comercial como legal frente a terceros.

Entonces cuando hablamos de “emprendimiento resiliente” podemos decir que es la capacidad del ser humano de tomar riesgos, descubrir oportunidades, oponerse a las adversidades, aprender de todas las situaciones que se presentan con una actitud positiva y una gran determinación para enfrentar retos y dificultades, con el fin llevar a cabo sus proyectos o ideas de negocios.

Deja una respuesta