La narración es una de las técnicas más eficaces a la hora de comunicarte e intentar vender un producto. Al público en general le gusta conocer la historia de los emprendedores y de las empresas. Es importante que sepas que el storytelling es una posibilidad de mostrarte más humano y cercano ante tus clientes y que debes sacarle provecho.

¿Por qué iniciaste tu proyecto? ¿Cómo empezaste? ¿Qué ha sido lo más difícil? Tu historia puede ser atractiva y enriquecedora para muchas personas y te muestra como lo que eres: un ser humano, porque las empresas o los emprendimientos no son dirigidos por robots, aún no llegamos a ese tiempo, por fortuna. Quien está detrás de un producto es alguien que quizá enfrentó tantos retos como la misma Joy Mangano, la empresaria estadounidense cuya historia se dio a conocer en el mundo gracias a la famosa película biográfica «Joy».

No tengas miedo de contar tu historia, es una fortaleza y puede servir de referente para quienes desean hacer lo mismo o están en el proceso y aún no ven materializados sus sueños. Las historias son atrayentes y venden, está comprobado, pero además es positivo que la tengas presente siempre, pues a la hora de un retroceso te recordará que simplemente debes volver con más fuerza al punto de partida.

Deja una respuesta