[vc_row][vc_column][vc_single_image image=»489″ img_size=»full» alignment=»center» css_animation=»flipInX»][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column][vc_column_text]

La idea de nuestro logo surge del concepto de la resiliencia como una cualidad de los migrantes para alcanzar metas sin importar las dificultades u obstáculos presentes en el camino.

El barco: Usamos la imagen de un barco de velas por los diferentes significados y connotaciones que tiene este elemento en la historia, siendo visto como el medio de transporte original de los migrantes del pasado, exploradores y conquistadores, que por siglos atravesaron la inmensidad del mar con la convicción de alcanzar tierras nuevas, con la fuerza de sus brazos y el sudor de su frente, soportando condiciones inclementes y un trabajo agotador, solo por la idea de ir a donde nadie más había ido antes, por encontrar un futuro. Las velas y remo del barco forman la letra «R» de resiliencia, la primera parte de nuestro nombre.

El sol poniente: A su vez la segunda imagen, el sol naranja, nos habla del final del día, de la lucha siendo dejada atrás, en el caso del mar, de aguas tranquilas, alcanzadas tras un arduo trabajo, tras resistir los embates de los elementos. También nos habla de una meta, la luz, tanto la del triunfo como la del conocimiento obtenido, ambas partes importantes del emprendimiento, por ello nuestro sol representa la letra «E» la sengunda palabra de nuestro nombre, lo que aspiramos obtener de nuestra resiliencia, un emprendimiento que de frutos.

Cuando ves nuestro logo estás viendo eso precisamente, el emprendimiento de migrantes contra viento y marea, tratando de alcanzar aguas tranquilas tras dejar su hogar para buscar nuevos y más brillantes horizontes.

 

[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row]